Cargas eran traídas vía courier bajo identidades falsas

La Dirección Nacional de Aduanas (DNA), en los controles que viene realizando principalmente a las importaciones realizadas bajo el régimen de remesa expresa o courier, se encontró, al corroborar las identidades de los supuestos compradores, con una gran cantidad de nombres falsos.

Así informó a Última Hora el director de Aduanas, Julio Fernández, y añadió que además se pudo observar que un importante número de ciudadanos que reside en zona fronteriza, en su mayoría argentinos, opera con los couriers nacionales. "(…) cuando empezamos a corroborar quiénes eran los que estaban comprando, encontramos una cantidad de, por ejemplo, con un mismo número de pasaporte, cantidad de nombres distintos; hasta aparecían nombres de algunos supuestamente funcionarios de embajada y no tenían nada que ver con las personas; entonces encontramos ahí que eran nombres inventados", contó Fernández.

Explicó que por esta razón su administración opta porque las compras que impliquen la referida modalidad se realicen con la cédula de identidad paraguaya, o lo hagan aquellas personas radicadas en el país, que puede ser fácilmente verificado. "(…) Entonces toda esa cuestión de pedir que los pasaportes sean válidos para comprar también; normalmente puede que haya gente comprando y que está radicada acá, se puede corroborar. Pero encontramos una cantidad de casos que en realidad esos nombres eran totalmente falsos", expresó el funcionario.

Según el mismo reconoció, esta situación que se plantea con los couriers hace presumir que anteriormente se podía ingresar al país cargas de cualquier tipo.

Fernández habló de un esquema montado por los couriers, que según dijo, cobraban por kilo a sus clientes; despachaban y pagaban al fisco un estimado por kilo. "(…) había un esquema distinto, lo que aparentemente sucedía, casi seguro estoy, había un esquema tipo por kilo, los couriers les cobran a sus clientes por kilo e ingresaban a los aeropuertos también sin que se cumpla efectivamente como corresponde", expresó.

Lamentó que muchas empresas de courier estén "desinformando" a sus clientes, refiriendo que Aduanas está aplicando nuevos impuestos, cuando que estos rigen desde el 2004. Agregó que sencillamente se está haciendo cumplir lo relacionado a licencias o permisos que tienen que tener ciertas mercaderías para poder ingresar al país.

Fuente: UH